La Guitarra de Cuenca


Una tradición heredada  en el campo docente es la necesidad de realizar las cosas de manera impecable. Así, ya en los años 40, nuestro abuelo Don Víctor Salvador Pacheco Amay, en Paute, cantón azuayo, por esas cosas de la vida llega a la parroqui Bulán, en donde no existían más que casas y gente amable que sin embargo, por las condiciones socioeconómicas de la época, aún no tenía acceso a una formación académica así que, gracias a la gestión del gobernador de aquel entonces, logra establecerse en dicha parroquia en donde, con un capital de mil quinientos  sucres (una pequeña fortuna para aquel entonces) y, sin escatimar esfuerzo alguno fija allí su lugar de residencia creando una pequeña escuela que primero funcionaba en su casa y en donde cumplía la honrosa labor de enseñar las primeras letras a sus moradores, a la vez que fue el primero que incentivó las actividades relacionadas con la agricultura organizada fomentando y fortaleciendo el cultivo de árboles frutales por lo cual en la actualidad la parroquia de Bulán es conocida como un verdadero  jardín de Paute. Infatigable hombre de letras, mucha gente lo buscaba para consultar sobre diversos temas llegando a tener -como ocurre con los grandes nombres que hacen la historia-  sus detractores especialmente de entre  la poca gente a la que por aquel tiempo no le gustaba cumplir a cabalidad y con responsabilidad sus deberes y obligaciones ciudadanos; esto le ganó ser muy apreciado por los intelctuales de su tiempo motivo por el cual se ganó el sobrenombre de "Viejo Mago".


Homenaje publicado en octubre de 1972


    
Víctor S. Pacheco Amay                                          Junto a Mercedes del Tránsito Cevallos Rodríguez                                   
Las generaciones en las cuales se educaron los discípulos de Víctor Pacheco recuerdan un hombre íntegro y recto, muy exigente y amigo de las cosas realizadas con apego a la ley, la justicia  y desde luego, del hombre que enseñó a sembrar la tierra y obtner de ella sus frutos en aquella parroquia de grandes frutales que hoy es la actualidad. Fueron sus hijos: Pedro, Rosalino, Gonzalo y Mariana, de quienes Mercedes del Tránsito Cevallos Rodríguez fue autora de sus dias.

Ante el peso de una responsabilidad para con la sociedad, traída desde antaño, en la actualidad, y siguiendo el consejo de nuestro padre, como docentes que orgullosamente también somos, nuestra misión se centra en desarrollar las potencialidades artístico-musicales de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos e incluso de mayores-adultos en el campo de la música con orientación directa a la guitarra como instrumento de concierto, con miras a capacitar, nivelar, formar estudiantes de calidad y nivel internacional centrados en los principios de calidad artística, calidad humana e inclusión. Así mismo, orientar de manera profesional, rápida y sólida a aspirantes que requieran ingresar a centros de estudio musical como colegios de arte, conservatorios y universidades mediante capacitaciones y nevelaciones desarrolladas para el efecto.



Desde la más temprana edad siempre tuvimos claro lo que queríamos para nuestras actividades diarias y, la música fue siempre una de nuestras principales metas. Junto a nuestros padres Gonzalo y Mariana tuvimos una infancia felíz dedicada a actividades constructivas. Cuando observabamos a nuestro padre ejecutar en su instrumento -una vieja guitarra construída por Don Vicente Bacuilima- nació la curiosidad por entender mejor a éste instrumento. No obstante Marcelo, hermano menor, fue quién ingresó primero al Conservatorio y esto posibilitó escuchar sus estudios y prácticas que lo llevaron a que a los siete años interpretara a Bach y otros grandes maestros.
 
Arriba: Marcelo a los 8 y yo a los 12 años
La oportunidad la aprovechamos comenzando con maestros muy motivadores como Joel Alvarado Castro, Bolívar Sarmiento, Carlomagno García  quienes, con paciencia lograron despertar el apego por la música académica y popular. En el caso mío, a los 16 años fuí contratado como profesor en el entonces Conservatorio "José María Rodríguez" y, al año siguiente por el Centro particular de Capacitación Musical "Rafael Sojos Jaramillo", dirigido por la Sra.Noelia Vial quén me invita a formar parte de su personal docente. Esto me ofreció la posibilidad de adquirir experiencia porque aparte de las clases de Guitarra también dirigímos un coro de niños de entre los 8 y 10 años de edad, conjuntamente con la Sra. Luz María Rodas, destacada maestra y pedagoga quién fuera mi maestra de canto, carrera que no la continué en su totalidad pues ya la guitarra había ganado terreno para ese entonces.
                
Cantándole a la "Morenica del Santo Rosario", junto a la Maestra  Luz María Rodas (+)                                Marcelo

Esta actividad la desarrollé durante 8 años hasta que fui nombrado profesor titular en el Conservatorio "José María Rodríguez".



Paralelamente a nuestras actividades musicales estudiamos  Derecho en la Universidad de Cuenca y desde que nos graduamos nuestra actividad profesional siempre se ha orientado especialmente a las actividades relacionadas con la protección legal de la Música, el Derecho de Autor y la  Propiedad Intelectual, por lo que nuestro post grado a nivel de Maestría lo realizamos en Derecho Informático en donde éstas asignaturas también fueron impartidas.
 
Actualmente la familia y la profesión ocupan un lugar muy importante dentro de nuestras actividades orientadas a rescatar el enorme potencial que tiene la música como atividad profesional y patrimonio intangible en el Ecuador.

Hace poco tiempo y con la colaboración de dos compañeros de post grado, realizamos un disco compacto que gentilmente nos auspició la Universidad de Cuenca a través de su Facultad de Artes, con composiciones y arreglos de  Marcelo  y mías.

¿Sobre la Orquesta de Guitarras? en éste sitio encontrará un capítulo dedicado a éste proyecto materializado y  que en Cuenca ha tenido acogida, pues el trabajo lo realizo literalmente con niños y adolescentes. Es un trabajo netamente técnico que comenzó hace 15 años atrás pero de manera particular. Sin embargo hoy lo realizamos en el Conservatorio -institución ahora recategorizada al rango de colegio de artes- con mis colegas y nuestros estudiantes...





                      

Portada CD "Concertante, Cuarteto de Guitarras". Arreglos: Diego y Marcelo Pacheco.
 

 
© 2017 La Guitarra de Cuenca